jueves, 28 de febrero de 2013

"DIME QUIÉN SOY" de Julia Navarro

Estamos ante la última y más ambiciosa novela de Julia Navarro.
Este libro llegó a mis manos como un regalo de cumpleaños y para ser sincera me mostré bastante reticente a la hora de empezar a leerlo. Ya había leído La biblia de barro y no me gustó especialmente y por si fuera poco habían llegado a mis oídos malas críticas de la primera de sus novelas La hermandad de la sábana santa. Por otro lado, tanto la portada como el tema y la época en que se desarrollan los acontecimientos, me llamaba bastante la atención así que decidí darle una oportunidad, a pesar de que acababa de terminar de leer otro "ladrillo" ambientado en la misma época El invierno del mundo de Ken Follet.
Como ya he dicho es la novela más ambiciosa de Julia Navarro y no sólo por su extensión(1097 pág.), sino también porque abarca un período de la historia amplísimo: desde la caída de la segunda república, pasando por la Segunda guerra mundial, hasta la caída del muro de Berlín. 
Con ella ha tratado de hacer una crítica a cualquier tipo de totalitarismo y una defensa de la libertad.

Sinopsis: Por encargo de una tía suya, el periodista en paro Guillermo Albi, debe investigar la vida de su bisabuela, Amelia Garayoa; una vida que, para todos los miembros de su familia ha resultado ser un misterio ya que lo único que saben es que abandonó a su marido y a su hijo para irse con otro hombre.
Gracias a esta especie de heroína y a los descubrimientos que, poco a poco, va sacando a la luz Guillermo, nos embarcamos en un viaje, no del todo agradable, por todos esos años convulsos del siglo XX. Será a través de Amelia cómo Julia Navarro nos muestre la barbarie a la que se llegó por la instauración de dichos totalitarismos, en concreto el nazismo.
Realizamos un recorrido por un sinfín de lugares: desde Madrid, Barcelona, Buenos Aires, Londres, París, Roma, Moscú, Portugal y el más importante, Berlín.

En un blog literario, en concreto "Las bizarrías de Belisa" leí que esta novela fallaba en su planteamiento formal y la verdad es que estoy totalmente de acuerdo ya que la figura de Guillermo no me queda del todo clara. Me parece un tanto inverosímil. Se me hace raro que nadie de la familia supiese nada de Amelia y que derrepente a su tía Marta le entrase este súbito interés por ella y sin escatimar en gastos. Sorprende la facilidad con que Guillermo se pone en contacto con las ancianas que se van a encargar de dirigir la investigación ya que son ellas las que pondrán a Guillermo en contacto con todas aquellas personas que han podido tener algún tipo de relación con Amelia. Por esto y por su afán en que vaya conociéndolo todo cronológicamente, asistiremos a un continuo vaivén del periodista de un país a otro. 
Además derrepente "sin ton ni son" son ambas ancianas las que se van a convertir en sus "patrocinadoras" y la tía Marta se olvida de la investigación.
Un error que también me ha parecido "garrafal" por parte de la autora es el hecho de que los distintos narradores que van contándole a Guillermo, a modo de testigos, las visicitudes de Amelia, lleguen a conocer y detallar conversaciones y acciones de las que ha sido del todo imposible que hayan sido testigo, ni que hayan podido escuchar. Me extraña que en este aspecto no haya puesto más interés o quizás es que realmente la parte relacionada con la actualidad y la investigación, sobra. 
Lo más entretenido y lo que realmente engancha al lector es la parte relacionada con la vida de Amelia.

La novela se divide en seis partes y cada una de ellas lleva por título el nombre de cada uno de los hombres que, por un motivo u otro, han marcado la vida de Amelia. Es por esto que ,en cierto modo son los verdaderos protagonistas de la historia: Guillermo, Santiago (su marido), Pierre (amante por el que abandona a Santiago), Albert (periodista norteamericano enamorado de Amelia), Max (general alemán y amante de Amelia) y Friedich (hijo de Max).

No voy a extenderme con el análisis de los personajes ya que por la novela desfilan un montón de ellos. Los que más simpatía me han despertado han sido: Max, la gran amiga de Amelia y cantante de ópera Carla Alessandrini y Laura, prima de Amelia. Tal vez los he elegido por su integridad, coraje ante sus ideas y desinterés hacia sí mismos.
En cuanto a la propia Amelia he tenido sentimientos encontrados. No es ni mucho menos un personaje plano ya que vemos cómo a lo largo de la historia va evolucionando psicológicamente y cómo va perdiendo ese halo de inocencia que la rodea. Se nos presenta como una burguesita caprichosa, cabezota y fácil de "camelar"(como hacen con ella Lola y Pierre).
Físicamente nos la describe como una chica de aspecto frágil, muy delgada, rubia y fina.
De ahí que me resulte un poco desconcertante que una persona así llegue a convertirse en una especie de Mata-Hari (aunque la propia autora diga que no en la entrevista que os adjunto al final)perteneciendo a las grandes esferas del espionaje y llegue a soportar las torturas a las que es sometida tras acabar como prisionera en un par de ocasiones. Es cierto que no nos la presenta como una heroína al uso, sino que es una mujer con sus debilidades y que, ante todo, comete un sinfín de equivocaciones de las que se arrepentirá. Csi nunca toma decisiones acertadas.
Al principio, me costó sentir simpatía hacia ella, ya que no entendía muchas de sus caprichosas reacciones y prioridades (sobretodo teniendo en cuenta la época en la que se encuentra).
En cuanto a los hombres que pasan por la vida de Amelia y que dan título a cada una de las partes, están perfectamente retratados. En ocasiones llegan a adquirir más protagonismo que la propia Amelia.
Lo mismo ocurre con los miembros de su familia: su hermana Antonietta, su prima Laura,sus tíos, la incondicional Edurne, la comunista Lola y su gran amiga Carla Alessandrini, ésta última de gran peso en la historia y en la vida de Amelia.
No sólo a través de las descripciones conocemos el carácter y la personalidad de los personajes, sino también a través de los propios diálogos entre ellos los cuales suponen una parte importante en la narración, en mi opinión un tanto excesivos.
En cuanto a los personajes que corresponden a la actualidad, en mi opinión la mayoría de ellos muestran un carácter apático y frío. No he sentido la menor simpatía por ninguno (quizás por Pablo Soler, hijo de Pierre y Lola). No sé si será sólo percepción mía pero ni tan siquiera por las ancianitas las cuales, se muestran bastante secas con Guillermo. Todos parecen molestarse por su presencia, aunque a final terminan por contarle todo lo que saben "con pelos y señales".
Guillermo, el hilo conductor, queda muy desdibujado; apenas sabemos nada de él, ni de su vida ni de su carácter. No creo que ningún lector haya sentido gran simpatía por él. Es un infantil treintañero que, debido a la escasez de trabajo, vive a las faldas de su madre. En el transcurso de la investigación se muestra como un pelele al que todos mueven a su gusto. Cada uno de los narradores lo va mandando de un país a otro como quien no quiere la cosa. Por tanto, acompañamos a Amelia y a Guillermo en ese trasiego de ir y venir de un lugar a otro.
La madre de Guillermo tampoco parece mostrar la más mínima ternura hacia él. Cada vez que interviene en la novela es para echarle la bronca por no dedicarse a buscar trabajo. Lo llama constantemente, atosigándolo...resulta un tanto absurdo y no aporta nada a la historia.
No sé si exagero pero creo que este planteamiento, a la hora de contar la historia, la  ha estropeado un poco.

El título me ha gustado ya que se muestra bastante acorde con lo narrado, sobretodo al final.. No quiero desvelarlo. Hay gente que me ha comentado que ya se lo esperaba casi a mitad de la novela pero tengo que reconocer que yo no, me ha sorprendido.
Por tanto, hasta el Epílogo no nos damos cuenta de lo que significa realmente esa frase.




De la autora, me gustaría señalar que como ella misma dice en alguna entrevista, se siente sobretodo periodista ya que le ha dedicado 30 años de su vida. Ha trabajado en los principales medios de comunicación del país. Actualmente es analista política.
La primera novela que escribió fue La hermandad de la sábana santa y tuvo un gran éxito mundial.
Os dejo una entrevista en la que desvela aspecto más personales sobre ella y su modo de escribir.




Concluyo recomendando la lectura de esta novela pero sobretodo como puro entretenimiento. Es de las que engancha, conmigo lo ha hecho. Es de lectura ágil sobretodo por la gran cantidad de diálogo.
Me arriesgo a compararla con El tiempo entre costuras de María Dueñas siendo ésta, a mi parecer de una calidad literaria superior a la de Navarro.
A la hora de enfrascarme en esta lectura, considero que me ha influído bastante el hecho de haber leído justo con anterioridad El invierno del mundo de Ken Follet. Esta, al igual que Dime quién soy hace un repaso del siglo XX con una calidad y un estilo más exquisito que se ha hecho notar a la hora de leer la segunda.

Os dejo también una entrevista del programa PÁGINA 2 en la que se hablan de aspectos relacionados con esta novela y desde el hotel Adlon en Berlín, escenario importante en la novela




"- Eres un fracasado
-Soy una persona decente.
Mi tía levantó la vista del folio que tenía en las manos. Lo había estado leyendo como si el contenido del escrito fuera una novedad para ella. Pero no lo era.En aquel currículo estaba resumida mi breve y desastrosa vida profesional."
  

5 comentarios:

  1. Impresionante, le has hecho una autopsia al libro de una forma meticulosa.
    En mi caso esperé para leerlo y su lectura no me dejó del todo convencida. Demasiada carambola, demasiado folletín a ratos. Lo que no se me había ocurrido es compararlo con El tiempo entre costuras, me ha llamado la atención porque posiblemente tengas razón... de una forma transversal.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas razon cuando hablas de folletin...en muchos aspectos lo parece. Pienso que de ahi viene ese grado de enganche que tiene. Un saludo. Gracias

      Eliminar
  2. Hola:
    Estoy leyendo el libro. Te comento que soy Argentina. Y me llamó la atención cuando Amelia describe, al llegar a Buenos Aires, a Mujeres en la Plaza de Mayo con pañuelos blancos en sus cabezas (por los desaparecidos en dictadura) y este hecho no es contemporaneo al momento historico narrado. Amelia llega a Buenos Aires pre Segunda guerra Mundial y las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo comenzaron a medidos de los 70. Notaste esto? o yo estoy equivocada?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ximena,
      Quien comenta acerca de las madres de Plaza de Mayo es Guillermo cuando con dinero de su tía viajó a Bs Aires para investigar, luego ahí quien le cuenta la historia de Amelia sí es un relato de los años 30.

      Eliminar
  3. Un libro que engancha y creo que deja sobretodo en claro que las corrientes políticas o filosóficas terminan siendo utilizadas por unos pocos y deja a mi parecer claro que siempre algunos en nombre del pueblo y el bienestar del mismo queriendo implantar a la fuerza sus políticas por medio del miedo y la represión. Deja creo en evidencia lo que es realmente la política y la ambición de unos que se escudan en la necesidad de libertad y justicia de los pueblos, así como el pensamiento y actuar de las grandes potencias que actúan siempre a su beneficio y no por ayudar a los pueblos que sufren

    ResponderEliminar