martes, 16 de abril de 2013

" EL GUARDIÁN INVISIBLE" de Dolores Redondo



Desde que vi por televisión la entrevista que le hacen a la autora en el programa 'Pagina 2',he tenído ganas de leerlo. La entrevista está hecha desde el propio escenario de la historia, Elizondo, el valle de Baztán, y ya me interesó por el mero hecho de que vivo en Navarra y conozco toda esa zona.
Además me gustan bastante este tipo de novela negra policíaca así que me animé enseguida a comprarlo. Además se añade el hecho de que este es el primero de una trilogía; el segundo ya está terminado y el tercero está en proceso: Legado en los huesos y Ofrenda a la tormenta 
Tampoco dudé en acudir a la presentación del libro en Tudela donde desveló muchos aspectos relacionados con la elaboración de la novela.

Sinopsis: La inspectora de homicidios de la policía foral, Amaia Salazar, es requerida en su Elizondo natal a causa de una serie de asesinatos cometidos a unas niñas a través de una serie de rituales de purificación por quien parece ser un asesino en serie.
Paralelamente al caso, surgen los conflictos familiares de la protagonista, saliendo a la luz, además, los recuerdos de la infancia que tenía guardados en la menoria. Es por ello que el reencuentro con su tía Engrasi y con sus hermanas Flora y Rosaura, pasen casi a un primer plano con respecto a los asesinatos.
A todo ello se le añaden las creencias populares y ancestrales de los habitantes haciéndoles pensar incluso que los crímenes han sido cometidos por el basajaun; criatura ancestral,de gran altura y tamaño, llena de pelo que se alimenta a base de líquenes y corteza de árboles.

La originalidad de la novela pienso que radica en el modo que ha tenído la autora de mezclar la propia realidad con estas historias ancestrales que rodean a esas gentes y a esos frondosos bosques: el basajaun,los lamiak, las brujas, los gentiles, la diosa Mari ( a la que parece que Amaia llega a ver)...
La propia Dolores, que es de San Sebastián, reconoce haber oído de boca de su abuela este tipo de historias ya que son historias muy arraigadas en el folklore vasco-navarro. Muchas de ellas continúan vigentes hoy en día y es curioso observar cómo en las puertas de muchas casas de Elizondo, cuelgan una flor en forma de sol para espantar a los seres de la noche.
En dicha presentación, realizada el 18 de marzo, Dolores trató de hacernos entender el porqué de estas creencias tan arraigadas; se daban las condiciones adecuadas: bosques frondosos, oscuridad, continua niebla y humedad, largas noches invernales, incesantes lluvias, heladas y sobretodo las continuas crecidas del río. Por todo ello, protegidos en esos grandes caseríos al calor del hogar, cualquier sonido o cualquier sombra vislumbrada a través de las ventanas, hacía volar la imaginación.
Considero que todo esto enriquece en gran medida la novela, pasando a ser algo más que una novela policíaca. Aún así he llegado a leer alguna crítica que afirma que esta mezcla entre realidad y "fantasía", desconcierta al lector y le desvía de la trama principal ya que, como he dicho, en un momento dado la propia protagonista parece caer en las redes de estor seres. (Aún así quedan pendientes los otros deos volúmenes)
Se incluyen también productos culinarios típicos de la zona como el chocolate de Malkorra y el txantxigorri, pastel vasco hecho de manteca. (Bueniiisimo)

En la novela en varias ocasiones menciona al antropólogo Barandiarán el cual se encargó de recoger todas estas creencias en un libro titulado: Brujería y brujas


Voy a señalar ahora el ambiente y el escenario principal donde se sitúa la historia: Elizondo. La propia Dolores nos confiesa que, a pesar de tener la historia en la cabeza, no pudo empezar a escribir hasta que no tuvo claro el escenario. Por casualidad y tras una excursión realizada con su familia al valle de Baztán, tuvo claro que ése iba a ser el lugar elegido. Le bastó un cuarto de hora paseando por la calles de Elizondo y observando esas grandes casas construídas por los indianos tras la vuelta de las américas, la iglesia de Santiago, alrededor de la cual se construyó el pueblo...Y por supuesto, esos bosques impenetrables, oscuros y húmedos, ideales para una novela de ese tipo.
El hecho de vivir en Navara me ha servido de gran ayuda para situarme e identificarme con los personajes ya que conozco todos los sitios recorridos por Amaia: Pamplona, la policía foral de Tudela, Elizondo, Bertiz, la iglesia de Ujué, Aínsa (Huesca)...
La autora ha descrito a la perfección, no sólo el valle, sino el propio Elizondo de una forma realista, incluyendo establecimientos y tiendas propias de allí.
De esta forma, se está convirtiendo en un lugar de peregrinación para los curiosos y fans de la novela.
Voveré a ir con el cuidado de recorrer y observar sus calles con otros ojos,rastreando todos esos sitios que menciona.
"El casco antiguo de Elizondo se extendía por la zona llana del valle y sus calles estaban condicionadas en gran parte por el río Baztán. Tres eran sus calles principales, y las tres, paralelas entre sí, componían el casco histórico de Elizondo donde aún se levantan los grandes palacios y otras viviendas típicas de la arquitectura popular"
Elizondo se convierte casi en el protagonista ya que, tanto su fisonomía, como sus condiciones climáticas, configuran la personalidad de sus habitantes, sus creencias y por ende, la del asesino.
"En el Baztán, la noche era oscura y siniestra. Las paredes del hogar seguían guardando, como antaño, los límites de la seguridad y fuera de ellos, todo era incertidumbre."
"La fina lluvia caída durante horas, había empapado el valle de un modo tal que parecía imposible que alguna vez se secase"
"Aquella mañana no llovía pero la niebla cargada de humedad cubría las calles con una pátina de tristeza ancestral".




Al igual que el ambiente y los escenarios aparecen perfectamente detallados, lo mismo ocurre con los personajes, empezando con los propios elizondarras ya que la autora trata de que se entienda ese carácter que se ha ído forjando a lo largo de los años y ese matriarcado tan característico en la zona.
" La vida en el valle había sido dura para sus antepasados . Hombres y mujeres tan valientes como testarudos; empeñados contra toda lógica en establecerse en aquella tierra húmeda y verde que, sin embargo, les había mostrado su cara más hostil e inhóspita [...], pero los elizondarras se habían mantenido firmes junto a la iglesia".
Estamos ante unos personajes redondos muy bien perfilados y que presentan, en su mayoría una gran complejidad psicológica.

-
Amaia Salazar; inspectora de homicidios de la policía Foral de Navarra y protagonista de la historia. Ya en la presentación del libro, Dolores nos comenta que lo que ha pretendido con Amaia es romper con los roles propios de este tipo de personajes de novela negra: hombre solitario, amargado y dado al alcohol y las drogas. Amaia es primero una mujer, felizmente casada que a base de sacrificio y tesón ha llegado a ascender en su trabajo. Ha sabido abrirse camino en un mundo de hombres. En su día abandona su pueblo natal, Elizondo y el negocio familiar, el obrador, para llevar una vida de urbanita.
A pesar de todo, y tras esa apariencia de mujer fuerte, en su interior se esconde una "niña" llena de temores, traumas infantiles e inseguridades que tendrá que resolver a su regreso a Elizondo.
Físicamente es una mujer atractiva aunque en su día a día lo esconde tras una apariencia más bien masculina: su larga melena rubia la suele llevar recogida en una coleta y apenas se maquilla. Su marido es la única persona que le hace sentirse realmente mujer.
"En su día a día profesional dejaba su faceta femenina en un segundo plano pero fuera del trabajo, su elevada estatura y su cuerpo delgado y nervudo, unido a su vestimenta sobria, la hacía sentir poco femenina cuando estaba con otras madres"
Dolores reconoce haber volcado mucho de ella en este personaje (aunque no llega a delatarnos el qué) y es por ello que se muestre como una mujer real que debe enfrentarse a varios frentes: la resolución de los asesinatos, los recelos de sus compañeros y sus deseos de ser madre. "Amaia se llevó la mano al vientre en un gesto de protección y anhelo".
Con el apellido Salazar la autora ha querido hacer un guiño al inquisidor Salazar, el cual, a partir del Auto de Logroño de 1610, en el que murieron mas de 30 mujeres acusadas de brujería, se fue a vivir a Baztán donde se dio cuenta de que realmente no eran brujerías sino costumbres arraigadas.

- James; marido de Amaia. Adinerado artista americano que se quedó prendado de Pamplona como les ocurre a muchos americanos debido a los libros de Hemingway, los encierros, la fiesta...Decide ir a vivir allí donde conoce a Amaia instalándose en una casa antigua en plena calle Mercaderes, en el recorrido del encierro. Será su apoyo durante toda la novela y sus deseos de ser padre harán sentirse a Amaia un tanto agobiada.

- Flora; hermana mayor de Amaia. Es quizás el personaje más duro de la novela. Muestra una fuerte personalidad: es déspota, dominante, intransigente, orgullosa...a la vez que perfeccionista, meticulosa y luchadora. Su mayor problema es que le gusta mostrarse ante sus hermanas como una mártir que ha tenido que sacar el negocio familiar adelante y cuidar de la madre enferma hasta el final de sus días.
Pienso que tanto Flora como la tía Engrasi, muestran a la perfección esa fuerza femenina, ese matriarcado tan latente en la zona.
En este volúmen el lector se queda sin entender muchas de sus actuaciones (suponiendo que se revelarán en los dos siguientes)
Personalmente, me ha encantado el perfil de esta personaje y la fuerza que transmite.
"Flora dominaba su mundo a base de disciplina, orden y férreo control. Era una de esas mujeres forjadas a la fuerza en aquel valle, una de aquellas etxeko andreak que habían quedado al frente de su casa y de su tierra mientras los hombres se iban lejos en busca de una oportunidad"

- Rosaura (Ros) ;hermana mediana de Amaia. Su personalidad es más débil que la de el resto. Se ha dejado llevar y manejar, tanto por su hermana Flora como por su marido Freddy pero observamos cómo decide dar un giro a su vida y romper con todo.

- Tía Engrasi; otro pilar de la novela y otra figura matriarcal. Es la hermana del padre de Amaia la cual la ha criado. Es una mujer fuerte, de grandes sentimientos y que se siente muy identificada con Amaia ya que, al igual que ella, en su día también decidió abandonar Elizondo para vivir en París aunque ambas, por distintas circunstancias tendrán que regresar a su pueblo sintiendo que, en el fondo les pertenece. "aquél era su pueblo, el lugar donde había vivido más años de su vida. Formaba parte de ella como una huella genética, era el lugar donde volvía cuando soñaba [...]Un lugar que no estaba segura de amar".
Pero el carácter cosmopolita de Engrasi se ve también mezclado con ese carácter tradicional. Practica la quiromancia y se ha encargado de transmitir esas creencias y ese poder adivinatorio a sus sobrinas, sobretodo a Amaia.
No le importan las habladurías ni que la tachen de "bruja". La propia Dolores ha reconocido que, a la hora de crear este personaje se inspiró en Maritxu Guller, una vidente real de Ulía, San Sebastián, muy conocida allí y que en una ocasión echó las cartas a la propia autora y adivinó (aunque no nos confesó en qué).

- Víctor; ex marido de Flora y ex alcohólico. Hombre débil y pusilánime que ha vivido siempre en el caserío familiar junto a una madre dominante para juntarse después con una mujer más dominante y despótica. A pesar de haberse separado (que no divorciado) tratará de reconquistarla, ya que sigue enmorado de ella.

- Freddy; pareja de Ros. Nadie de la familia lo acepta ya que desde siempre ha tratado mal a Ros. Es como un crío al que solo le gusta jugar a los videojuegos, beber y fumar porros.

- Compañeros de Amaia
  Jonan; su más fiel compañero. Es un joven antropólogo y arqueólogo que la acompañará a lo largo de la investigación. Su presencia también es de gran ayuda para el lector ya que se encarga de ponernos al día con respecto a muchas de esas tradiciones tan arraigadas. Para él no son tonterias ya que "llegó un punto en que había más gente que creía en las brujas que en la Santísima Trinidad y eso no escapaba a la Iglesia". De ahí que empezasen a considerarlas como algo maldito.
  Fermín Montes; Inspector, como Amaia, que se muestra celoso ante el ascenso conseguido por ella. Está separado de su mujer y vemos cómo se deja engatusar por Flora.
  Zabalza; subinspector. También celoso de Amaia por el mero hecho de ser mujer. Se siente incómodo con ella a la vez que frustrado por su homosexualidad.

- Elizondo y el Valle de Baztán; como ya he mencionado antes, en mi opinión adquiere un protagonismo superior al de el resto de personajes. Se constituye como un pueblo fuerte que se ha mantenido firme ante las inclemencias climatológicas
"Los elizondarras se habían mantenido firmes junto a la iglesia, luchando en aquel codo del río Baztán que les había dado y quitado todo a su antojo"

En cuanto al estilo, se nos muestra como lectura ágil, amena y sin pretensiones. Esto hace que su lectura enganche más si cabe ya que también hay abundancia de diálogo.
Son muy gráficas y realistas las descripciones que se incluyen del pueblo y la introducción de narraciones acerca del pasado de los personajes, sobretodo el de Amaia, ayuda al lector a entender la complejidad de sus personalidades.

Con respecto al final de la historia tengo que decir que me ha decepcionado un poco ya que, como hacia la mitad del libro, intuí quién podía ser el asesino y la verdad es que no me equivoqué (creyendo que lo haría) asi que me dejó un tanto fría.
A pesar de ello, Dolores nos deja la puerta abierta para los que serán los próximos títulos.

El título nos remite a la leyenda del basajaun, ese ser protector de los pastores y de los rebaños que, a pesar de que no se deja ver, muchos afirman que lo han visto e incluso que han sentido su protección.
Me parece un título muy adecuado ya que, como ya he mencionado, el peso de la novela radica en ese juego entre la realidad y la mitología, llegando incluso a "confundir" al lector.
Añado que muchas de esas leyendas ya habían llegado a mi conocimiento de la mano de la gran escritora de novela histórica, Toti Martinez de Lezea, cuyas historias se centran sobretodo en la zona norte.

Ruptura de roles con la novela y series policíacas: Además del ya mencionado acerca de la protagonista (mujer con inquietudes y en un ambiente familiar estable), Dolores ha tratado de reflejar fielmente el proceso de una investigación. Se molestó en mantener largas conversaciones con miembros de la Policía Foral para conocer los pasos que se recorren en la investigación de un homicidio tratando de parecer lo más objetivo posible. Así como un estudio acerca del patrón de actuación de un asesino en serie.
Por todo ello, el 2 de marzo (día de la Policía Foral) le otorgaron un reconocimiento y fue invitada a los actos celebrados, de lo cual se siente muy orgullosa.

Una cosa que me ha sorprendido de esta novela es que haya llegado a tener tanto éxito en Suecia, cuna de este tipo de novelas. El propio productor de "Millenium" ya ha adquirido los derechos y ya han empezado con el rodaje.
He observado muchas analogías con la escritora de gran éxito en Noruega Camilla Lackberg. De es he leído todas excepto la última.
- En ambas la protagonista es mujer. En las de Lackberg no es exactamente la inspectora si no una escritora que ayuda a su marido (policía) en las investigaciones.
- La maternidad es un "problema" latente en ambas.
- El escenario se desarrolla en pueblos pequeños, Elizondo- Fallbacka. En ellos vive poca gente y todos se conocen por lo que es fácil que surjan viejas rencillas.
"Se daba la circunstancia de que Elizondo era un pueblo pequeño y como en todos los pueblos pequeños, la mayoría de la gente se conoce"
Además, para ambos la publicación de estos libros ha supuesto un aluvión de visitas para conocer los distintos escenarios.
- Ambiente; en ambos se describe un paisaje idílico a la vez que lúgubre, frío, húmedo...Por tanto, del helador paisaje sueco, nos vamos a la oscuridad y frondosidad de los bosques del Valle del Baztán.
- Historias paralelas y retrospecciones; a la vez que asistimos a la resolución de un asesinato, se nos narran acontecimientos del pasado que, unas veces tienen que ver con los asesinatos y otras veces con la vida de la propia protagonista. En el caso de El guardián invisible nos remontamos a 1989, cuando Amaia todavía es una niña.

De la autora solo daré unos breves apuntes ya que os remito a su página web donde encontraréis información de todo tipo, incluyendo un blog dedicado al libro.
Nació en San Sebastián en 1969. Estudió Derecho y Restauración gastronómica, llegando incluso a tener un restaurante propio.  Comenzó escribiendo relatos cortos y cuentos infantiles y su primera novela llegó en 2009 con el título: Los privilegios del ángel.
Vive en Cintruénigo (en la ribera navarra) junto a su familia.



Concluyo recomendando esta novela que, cuando menos, lo que sí que va a lograr es entretener al lector. Como he dicho algo tendrá cuando ha logrado tener tanto éxito después de estar tan de moda la novela negra sueca. Ya va por la séptima edición y se ha traducido a 15 idiomas.
Pienso que al haberse salido de los clichés establecidos y la inclusión de este ambiente y creencias, ha logrado atrapar al lector.
Baztán lleva el peso de la historia y por cierto, tendré que hacer otra visita recorriendo todos esos lugares.





"Ainhoa Elizasu fue la segunda víctima del basajaun, aunque la prensa todavía no lo llamaba así. Fue un poco más tarde cuando trascendió que alrededor de los cadáveres aparecían pelos de animales, restos de piel y rastros dudosamente humanos, unidos a una especie de fúnebre ceremonia de purificación. Una fuerza maligna, telúrica y ancestral parecía haber marcado los cuerpos de esas casi niñas , con la ropa rasgada, el vello púbico rasurado y las manos dispuestas en actitud virginal"


 


 

8 comentarios:

  1. A mí también me pareció muy entretenida esta novela, pero es verdad que el final desinfla un poco, aunque por mi parte seguiré la trilogía. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Yo tambien la leere encima ha quedado un final abierto. Saludo

    ResponderEliminar
  3. Este libro me encantó. Disfruté mucho de su lectura.
    Buena reseña.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  4. Este libro me encantó. Disfruté mucho de su lectura.
    Buena reseña.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  5. Es un novelón!! ¿Sabíais que van a empezar a rodar ahora la película de El Guardián Invisible este mes?

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Es un libro muy predecible, que se desinfla a medida que avanza y con un montón de hilos sueltos que no aportan. Es una copia muy menor a los escritos de Asa Larsson y Camilla Lackberg. ¿Un asesino en serie que ataca en serie justo cuando lo están investigando, mezclado con un Yeti vasco, un culpable MUY predecible, una policía que estudió en Quántico (¡!), aderezado por el misticismo de la lectura de cartas que no aportan NADA y escenas de porno soft con el hombre ¿perfecto? quien casualmente no sabe nada de los traumas infantiles de su mujer? Podría ser SÓLO si estuviese bien resuelto y no es así. Un digno ejemplo de un buen marketing editorial. Saludos,

    ResponderEliminar
  8. Vale que la película tenía que ser tétrica, tenebrosa, pero ¿es que no hay un sólo día al año en todo el valle en que salga el sol y se vea el valle en toda su belleza? Quien no conozca el Baztán y vea la película (lluvia, bruma, niebla, mal tiempo...)no se le ocurrirá ir a verlo.
    Yo estuve en un par de ocasiones con un tiempo espléndido.

    ResponderEliminar