viernes, 5 de abril de 2013

" EL VINO DE LA SOLEDAD" y "EL BAILE" de Iréne Nemiróvsky


De ambas novelas se ha dicho que son las más personales y autobiográficas de la escritora. En ambas se aprecia claramente el rechazo que la autora siente hacia su madre y hacia ese mundo hipócrita y superficial que rodea a esa clase social burguesa en la que ella vive inmersa.
Digamos que con estas dos novelas nos sumegimos en la infancia de la escritora.

"EL VINO DE LA SOLEDAD"




Sinopsis: La protagonista es Elena (alter ego de la autora), una niña que vive junto a sus padres y al cuidado de una institutriz francesa llamada Rose, la única a la que parece ser que aprecia.
Presenciamos la transformación de niña a mujer de Elena ya que la novela comienza cuando es una niña de 9 o 10 años hasta que se convierte en una bella joven de 18 años. Para vengarse de su madre, debido a esa frivolidad y ese rechazo hacia su hija, tratará de encandilar a Max, que además de ser el amante de su madre es su primo.

Es ésta su novela más autobiográfica ya que, al igual que Iréne, la familia Karol tuvo que huír junto a su familia debido a la Revolución Bolchevique; de Ucrania a San Petersburgo, Finlandia y finalmente, París.
Es, además una novela muy íntima y personal ya que la autora trata de dejar constancia de ese gran sentimiento de soledad que vivió en su infancia a lo largo de ese período de entreguerras.
Se sintió poco querida por sus padres; su madre una mujer desequilibrada que lo que menos le importaba era su hija y su padre un hombre cien por cien ausente.
Es por ello que resulte una novela un tanto dura, al igual que lo son los sentimientos que vagaban por la mente de Iréne.

Gracias a su prosa y a esas descripciones tan magistrales, poéticas y detalladas que caracterizan a esta escritora y a pesar de ser una novela breve, los personajes están perfectamente caracterizados. Somos testigo, sobretodo, de la evolución psicológica de su protagonista ya que digamos que parece ser una novela de crecimiento personal.
- Elena Karol; se muestra como una nIña que se siente vieja ante el mundo que le rodea " Qué sabio se vuelve uno cuando envejece". Me sorprende el grado de Madurez que muestra  ante esa soledad que la invade.
A través de este personaje la autora se sincera con el lector dejándonos ver la aversión que siente ante su madre y ante esa sociedad hipócrita.
También asistimos a los primeros escarceos amorosos de la joven, primero con Fred y luego con Max, con el que llevará a cabo su venganza. "Qué feo y tonto es el amor. Fred sólo fue un divertimento".
- 'Bella'; madre de Elena. Bella es el apodo que le ponen ya que es una mujer que se muestra obsesionada por mantenerse joven y bella. Es lo único que le preocupa utilizando para ello todo tipo de cosméticos, ropa, amantes (más jóvenes, por supuesto) Todo ello a través del dinero, su hija sólo le supone un estorbo.
- Boris Karol; padre de Elena. Se muestra como un pelele, adicto al juego que permite que su mujer le ponga los cuernos simplemente para que permanezca a su lado y por mantener las apariencias.
Tampoco hace mucho caso a los requerimientos de Elena.
- Max, amante de 'Bella' y primo de Elena. Es otro jovencísimo pelele que baila al son que le marca su "mecenas" ya que en el fondo de ella sólo busca que lo mantenga. A medida que Elena se va transformando en una bella joven, a Max se le van yendo los ojos hacia ella.

Pienso que los dos ejes temáticos de la novela son: la soledad y la crítica hacia esa sociedad tan frívola. A pesar de los continuos viajes Elena continúa sintiéndose cada vez más sola. No siente el cariño ni el aprecio de nadie, sólo parece tener apoyo en su institutriz Rose, pero hasta eso termina desapareciendo. Según ella a los dos seres que más quiere son: su padre y  Tintabel, un gato negro que le regala Max.
Cuando llegan a vivir a París viven en un hotel pero luego pasan a vivir a un piso junto con Max.
Parece ser que aquí Elena pasaba monótonos y dulces momentos de bienestar a pesar de que era en raras ocasiones y durante breves instantes pero con satisfacción,"como el que toma una infusión digestiva cuando tiene el estómago estragado por el vino".
Por tanto, a pesar de estar viviendo en Francia, en París se sigue sintiendo sola. Lo siente como un París frío, extraño y febril además de vivir rodeados de cosas que en el fondo no les pertenecían.
En cuanto a ese estilo de vida tan pretencioso e infiel se incluyen pasajes como: "Allí todas las mujeres casadas tenían un amante al que sus hijos llamaban 'tío' y con quien su marido jugaba a las cartas". De la propia boca de Bella sale lo siguiente: "¡Ay! yo no he nacido para ser una burguesa tranquila y satisfecha entre un marido y una hija"

El estilo impecable de Nemiróvsky late a lo largo de toda la obra, sobretodo en esas descripciones en las que, no sólo nos muestra cómo son las gélidas ciudades por las que va pasando, como San Petersburgo "donde el sol apenas aparece, donde te despiertas, te levantas, comes y trabajas a la luz de las lámparas, donde desde un cielo amarillento se precipita una nieve fina, acuosa, que el viento agita y se dispersa con rabia", sino también esos sentimientos de soledad y desagrado que siente Elena cada vez que ve a su madre.

En cuanto al final, aunque al principio no lo parezca o resulte un tanto extraño, me parece un final magnífico. Elena consigue esa libertad tan deseada. Es genial y premonitoria la imagen final en la que vemos  a Elena desaparecer bajo el Arco del Triunfo, algo totalmente simbólico.

" En la región del mundo donde había nacido Elena Karol, el atardecer se anunciaba como una extensa polvareda que giraba lentamente en el aire y luego volvía a pararse lentamente en la tierra con el relente nocturno"


"EL BAILE"





Con esta otra joyita de 94 páginas volvemos a ser testigos de una nueva venganza urdida por la protagonista a su madre por la que no siente el más mínimo aprecio. Por tanto, continúa en la misma línes que la novela anterior, ya que tras esta niña se esconden los sentimientos más íntimos y amargos de la autora. Todo esto es debido, de nuevo, a esa mala relación entre madre-hija y por la asfixia que le produce el hecho de vivir rodeada de hipocresía y apariencia.

Sinopsis: En esta ocasión la historia esta protagonizada por la familia Kampf, una familia adinerada que vive en París pero a la que le falta ese reconocimiento social tan anhelado, sobretodo por la señora Kampf. Es por esto que decide dar un baile en su casa e invitar a más de 200 personas todas ellas pertenecientes a la flor y nata francesa. Será a partir de esta momento cuando Antoinette, niña de 14 años, decida vengarse de su madre tirando las invitaciones al Sena.

Es asi como la autora vuelve a ahondar en esos amargos sentimientos de su niñez, al igual que nos vuelve a retratar a sos nuevos ricos que sólo desean aparentar y ser reconocidos  por la sociedad burguesa parisina.

A pesar de su breve extensión los personajes-clave, madre e hija, quedan perfectamente dibujados, en el caso de la madre en menor medida pero, sobretodo a través del diálogo, observamos enseguida sus principios y preferencias, dentro de las cuales no entra su hija.
En cuanto a Anotinette; adolescente de 14 años, conocemos algo más ya que es ella la encargada de contarnos en primera persona. no sólo los acontecimientos, sino sus sentimientos, sensaciones, deseos...dejándonos clara su visión acerca de ese mundo que acaba de descubrir y que tanto le ha decepcionado. el de los adultos.
El señor Kampf apenas aparece definido. Se muestra indiferente ante lo que sucede alrededor y sólo se limita a llevar dinero a casa (lo mismo que ocurría con el señor Karol)

La temática,  por tanto, es también muy parecida a la de la novela anterior, aunque pienso que, en esta ocasión la crítica hacia esos nuevos ricos es más feroz. Además considero que esta crítica todavía se hace más dura cuando la vemos que viene de boca de una niña, la cual dice sentirse más adulta que todos ellos: "Nadie la quería, ni una sola alma en todo el mundo. Los muy ciegos e imbéciles no veían que ella era mil veces más inteligente, más refinada, más profunda que toda esa gente que osaba criarla y educarla. Nuevos ricos groseros e incultos [...]. Dios mío, Virgen santa ¿Por qué me habéis hecho nacer entre ellos?. Castigadlos, os lo suplico...castigadlos una vez para que yo pueda morir en paz".

Y dicho y hecho, al final Antoinette se saldrá con la suya y logrará llevar a cabo su venganza, castigando así a su madre. Incluso llegué a sentir lástima por ella aunque también es cierto que sentimos total empatía con esa niña angustiada que siente el rechazo de sus progenitores.
Por tanto, es sobretodo al final cuando somos del todo conscientes del grado de madurez de esa niña através de ese lamento irónico: "pobre mamá...".

En cuanto a su estilo; digamos que todavía presenta una mayor agilidad de lectura que la anterior novela ya que hay mucha más cantidad de diálogo. A pesar de ello, su calidad literaria no disminuye ni un ápice, de ahí que sea un libro muy recomendable. Sin darnos cuenta, y gracias a su facilidad de lectura, nos vemos inmersos en una grandísima obra literaria que destila un hondo análisis de los sentimientos y un carácter incisico en toda regla.

"La señora Kampf entró en la sala de studios y cerró la puerta con tal brusquedad, que la araña de cristal tintineo con un leve y puro sonido de cascabel, todos sus colgantes agitados por la corriente de aire"

A modo de conclusión, termino esta reseña recomendando ambas lecturas, sobretodo a los amantes de Nemiróvsky. Quizás la primera presente una mayor calidad literaria pero la segunda no le va a la zaga. En ambas se explota ese sentimiento de rechazo que Irene experimentó por parte de su madre la cual, dicho sea de paso rechazó ayudar a sus dos nietas cuando eran perseguidas por los nazis (ver biografía en Suite francesa ) y todo ello en la época de la Revolución rusa.
Fue Care Santos el que dijo que más allá de los géneros hay literatura buena y literatura mala (debate que menciono en la reseña de La literatura explicada a los asnos ) pues digamos que toda la obra de Nemiróvsky se englobaría dentro de la buena. En concreto estas dos, junto con Suite francesa, no puden pasar por alto a ningún lector.





   




  

7 comentarios:

  1. No he leído "El vino de la soledad" pero "El baile" me gustó mucho, dice mucho en pocas páginas, así que creo que seguiré tu recomendación y repetiré pronto con la autora. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo em ambos se reflejan los mismos temas pero quizas el primero con una carga mas profunda. Animate. T gustara

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo con tus comentarios a las obras.
    Otra nouvelle de Némirovsky que me ha venido en mente al leer "El vino de la soledad" es "Jezabel", si bien en todas las que voy leyendo hay un personaje femenino insensible, en ésta también vemos una madre que no quiere admitir el paso del tiempo y que maltrata e ignora a su hija. También la recomiendo.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni la he leido pero lo hare. Gracias silvina

      Eliminar
  3. Magistral, me ha entusiamado El Vino de la Soledad, como te mete dentro de la novela, en San Petesburgo se llega a pasar frío leyendola y a la madre pienso que todos la odiamos. Seguiré tus consejos y leere más de la autora.Gracias

    ResponderEliminar
  4. muy buena novela ,muy buena autora y hace sentir ese mundo ,lo refleja perfectamente -que vida

    ResponderEliminar
  5. muy buena novela ,muy buena autora y hace sentir ese mundo ,lo refleja perfectamente -que vida

    ResponderEliminar