martes, 19 de febrero de 2013

"LA CIUDAD DE LOS PRODIGIOS" de Eduardo Mendoza

Gracias a mi querido lector de sinopsis he vuelto a redescubrir a un escritor que, por distintas circunstancias, tenía un poco aparcado. Recibí como regalo Riña de gatos y a pesar de que me daba una cierta pereza comenzar a leerlo, reconozco que me resultó de lo más entretenido y divertido (al más puro estilo Mendoza).  Lo recomiendo.
Además, debido a mi trabajo, he tenído que releer La verdad sobre el caso Savolta novela que, a pesar de que en un principio puede resultar apabullante por el modo de estar contada, el gran número de datos y saltos temporales, enseguida observas cómo las piezas van encajando y cómo la relación entre los distintos personajes va teniendo sentido. Ésta fue, además, la primera novela del autor y se ha tomado siempre como un buen ejemplo de lo que era la novela experimental de los años 60.
Destacaré otras entretenidísimas y divertidas novelas de Mendoza como son Sin noticias de Gurb o El misterio de la cripta embrujada. En concreto esta última no presenta la misma calidad literaria de las otras y como él mismo dijo la escribió a modo de entretenimiento. Yo la leí durante un viaje en tren y tengo que reconocer que en los momentos más inesperados se me escapaba una carcajada. Tengo algunas pendientes por leer en las que aparece el mismo loco protagonista "sin nombre" como El tocador de señoras o la última que ha publicado El enredo de la bolsa o la vida .

Después de esta digresión, voy a centrarme en la que ha sido su novela más premiada, tanto dentro como fuera de España. La ciudad de los prodigios fue su cuarta novela, y a mi parecer, la mejor.

Sinopsis: Su protagonista, Onofre Bouvila, abandona su Bassora natal (pueblecito perteneciente a la Cataluña profunda) para buscar fortuna en Barcelona. Cuando llega se instala en una vieja pensión y empieza repartiendo octavillas anarquistas entre los trabajadores de la Expo de 1898. A partir de aquí, y por medios no del todo lícitos, comenzará a ascender socialmente hasta convertirse en el hombre más rico de España. De repartir propaganda pasará a convertirse en un matón a sueldo, un especulador inmobiliario, vendedor de armas y empresario cinematográfico.
Es a través de este personaje cómo Mendoza nos muestra un fresco, no del todo real, de la Barcelona de la época; una Barcelona que, gracias a la industria textil, aumenta su población considerablemente y empieza a expandirse.
Además, gracias a este personaje nos introduciremos en todo tipo de ambientes y nos codearemos con todo tipo de personajes, muchos de ellos reales como: Picasso, Gaudí, Primo de Rivera...
Por tanto, esta novela nos hace un recorrido desde la Exposición de 1898 hasta la fallida Exposición de 1929. 
En algunos aspectos, esta novela recuerda a la de Savolta, empezando por el escenario, Barcelona, que servirá para la mayoría de sus novelas. Ambos protagonistas también comienzan participando del anarquismo.

En esta novela se observa un trabajo minucioso de investigación y documentación llevado a cabo por el autor. Como él mismo cuenta en una entrevista que os dejaré al final "no le costó tanto debido al placer que le produce introducirse en las bibliotecas y abrir libros polvorientos que no ha abierto nadie en décadas".
Quedan incluídos en la novela recortes y noticias de la época, la mayoría correspondientes a la Expo de 1898 y otros relacionados con los problemas relacionados con la infraestructura (plan Cerdá), comercio, economía y política de la ciudad. Ya hacia el final nos muestra datos también interesantes relacionados con la invención del cinematógrafo, así como la rivalidad que había entre "los ases del aire".
Todos estos aspectos van empañados también de aspectos irreales que hacen que sea el propio lector el que vaya sacando sus propias conclusiones.


Otro aspecto que ha provocado el éxito rotundo de esta novela es que se observa claramente la cultura literaria de Mendoza.
Por defecto profesional, mientras leía la novela surgían en mi cabeza algún personaje perteneciente a nuestra literatura tradicional, comenzando con El lazarillo de Tormes: al igual que Onofre, debe buscarse la vida partiendo de cero y utilizando para ello la picaresca más dura. Su sueño es ascender socialmente como sea y, a diferencia de Lázaro lo consigue y ¡de qué manera!.
Además este tono realista que muestra el lazarillo también lo observamos a través del retrato de la Barcelona de comienzos de siglo y la vida de los barceloneses, cogiendo de este modo aspectos relacionados con la novela realista.
En otros aspectos también recuerda a otra de nuestras grandes novelas El quijote. Sobretodo en esa mezcla sutil que he comentado antes relacionada con la realidad y la ficción que, en muchas ocasiones, hace incluso dudar al lector.
Además, igual que en la de Cervantes se incluye metaliteratura; incluye historias como la de la espía Mata-Hari o la que narra el hombre que le enseña a Onofre la mansión de los Rosell, el cual había servido y vivido en esa casa. De esta manera queda incluída una especie de novelita sentimental con final melodramático.
Este modo de narrar recuerda también mucho al de Las mil y una noches. El propio Mendoza reconoce que ha querido hacer un guiño a dicha obra llamando al pueblo natal de Onofre Bassora. Éste es el nombre de una cidad que aparece en dicha obra y además coincide que es un nombre catalán.
Alrededor de Onofre se mueven todo tipo de personajes, entre ellos una serie de matones y secuaces gracias a los cuales se observan aspectos relacionados con la novela negra. Entre ellos destacan Odón Mostaza o su inseparable Efrén Castélls (el gigante de Calella).
Nos vienen a la mente también esas escenas del cine en blanco y negro gracias al momento en que Onofre se convierte en un afamado industrial cinematográfico.


En cuanto a los personajes; comenzaré describiendo a su protagonista: Onofre Bouvila. Dicen que Mendoza se inspiró en el malo de la serie Dallas, ya que por entonces se había puesto muy de moda esa serie (1984). Por lo que fuese, a Mendoza siempre le han gustado ese tipo de personajes malvados que según él mismo dice "hacen parecer a uno mejor persona".
Onofre es un personaje totalmente redondo ya que asistimos a su transformación paso a paso. En un principio nadie puede poner en duda que inspire en el lector una cierta ternura. Se presenta en Barcelona como el típico "pardillo" que va a buscarse la vida en la gran ciudad pero enseguida nos vamos dando cuenta de que sus aspiraciones son mucho más altas. Quiere llegar a pertenecer a la burguesía catalana a toda costa y utilizará los medios más mezquinos para conseguirlo.
Su auge llega cuando, al estallar la primera guerra mundial, su negocio como vendedor de armas sube como la espuma, consiguiendo, de esta forma casarse con la hija de un burgués adinerado.
Somos testigos de su evolución; se convierte en un personaje infeliz,mezquino, avaricioso...que parece no tener sentimientos. Ni siquiera muestra aprecio por su propia familia. Tiene tres hijos, el varón presenta un retraso mental y de sus hijas llega a decir que "suponen para él una carga".
Sólo regresa a Bassora cuando necesita dinero o cuando tiene que huir y esconderse. En uno de estos viajes descubre que tiene un hermano pero no le da la mayor importancia.
Por esta novela desfilan todo tipo de personajes,como ya he mencionado antes, pero me voy a detener en los que a mi parecer juegan un papel importante en la vida de Onofre y que además me han resultado de lo más entrañable: don Braulio y su hija Delfina. Ambos ejercerán un papel muy importante en la vida del protagonista ya que son ellos quienes le acogerán a su llegada a Barcelona ya que Don Braulio es el dueño de la pensión donde se aloja Onofre. Delfina será la que le proporcione su primer trabajo repartiendo las octavillas y se convertirá en su "primer amor". Además más adelante reaparece y será ella quien se convierta en la estrella principal en la empresa cinematográfica de Onofre.
Don Braulio, sin embargo, es un hombre que lleva una doble vida. Por el día regenta la pensión donde se aloja Onofre y se dedica también a cuidar de su mujer la cual está enferma. Pero por la noche se convierte en un travestido frecuentando los locales más oscuros de la noche barcelonesa. A pesar de parecer un personaje débil, pusilánime,entrañable...da un giro cuando ayuda a Onofre a terminar con la banda rival en la época en la que es un matón a sueldo, contratado por un prestigioso abogado.


Hasta el final de la novela  Onofre no encuentra la estabilidad emocional enamorándose de la hija de un gran inventor contratado por él para hacer una demostración durante la Expo de 1929
Logra desaparecer con ella en lo que parece ser un helicóptero o como muchos dicen "una nave espacial" que se introduce en el mar y los hace desaparecer.
Estamos, por tanto, ante un final abierto en el que el lector se pregunta qué será del protagonista.
Siempre se ha creído que reaparecería en alguna de sus novelas,como ha sucedido con el loco (sin nombre) de El misterio de la cripta embrujada, El tocador de señoras, o en la que es su última novela El enredo de la bolsa o la vida, pero no parece que vaya a ser así.
El propio Mendoza ha reconocido ser una novela hecha al estilo de una costurera ya que se van entretejiendo las historias de un modo perfecto en lo que acabará siendo una novela circular que empieza y termina igual. Él mismo dice que le pareció "muy cursi y no se debe hacer".
Sin embargo, para algunos críticos, esta forme de empezar y terminar es una manera de remitirnos a la teoría del 'eterno retorno' y al hecho de que al final, todo sigue igual.

Inicio:"El año en que Onofre Bouvila llegó a Barcelona la ciudad estaba en plena fiebre de renovación"  Haciendo referencia a la Expo de 1898

Final:"El año en que Onofre Bouvila desapareció de Barcelona la ciudad había entrado en franca decadencia"  Haciendo referencia al fracaso de la Expo de 1929


Del título sólo quería destacar el hecho de que en un principio Eduardo Mendoza puso por título El mercado de la libertad como un juego irónico ya que en Barcelona había un mercado que se llamaba así. Fue su editor, Pere Gimferrer quien decidió cambiarlo.
Todos estos aspectos quedan más o menos reflejados en el programa 'La mitad invisible' ( 2010) en la 2 y que os dejo aquí porque lo dedicaron a dicha novela. Me parece muy interesante e ilustrativo y además al poco de hacerlo le otorgaron a Mendoza el Premio Planeta.
www.rtve.es/alacarta/videos/la-mitad-invisible/mitad-invisible-ciudad-prodigios-eduardo-mendoza/1358167/

En cuanto al autor me ha parecido muy interesante la siguiente pagina web que incluye un montón de cosas relacionadas con él: obra, vida, bibliografía, curiosidades, premios, citas, traducciones...
Aquí os dejo el enlace:www.clubcultura.com/clubliteratura/clubescritores/mendoza



 
Esta novela fue llevada al cine por el director Mario Camus y fue protagonizada por Olivier Martinez y Emma Suárez. Personalmente no la he visto pero he leído muy malas críticas sobre ella. Es ciero que llevar esta novela a la pantalla supone un gran reto por la gran cantidad de acciones y sucesos. Algunas críticas incluso dicen de ella que es una horrible adaptación y que también falla en la elección del protagonista ya que es un actor totalmente inexpresivo.
A pesar de ello. en cuanto tenga oportunidad me gustaría verla ya que me hace ilusión ver en imágenes esta gran historia. En cuanto lo haga os daré mi impresión. De momento os dejo aquí el trailler




5 comentarios:

  1. El loco protagonista es Nemesio Cabra, que ya hizo su aparición en "La verdad sobre el caso Savolta". He leído éste y el de la cripta embrujada, ahora estoy con el del tocador de señoras. Muy divertidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me contarás porque es otro de mis pendientes

      Eliminar
  2. Para divertidos,del bueno de Mendoza,recomiendo la apresurada lectura de sus novelitas cortas "El asombroso viaje de Pomponio Flato","Horacio Dos" y la desternillante "Sin noticias de Gurb",novelita por entregas que fue publicada en un conocido rotativo catalán en la Barcelona preolímpica.
    Añadir además que recientemente realicé el visionado de la fallida versión cinematogáfica de "La ciudad de los prodigios".Una decepción capitaneada por Olivier "cara de palo" Martínez y secundada por Jose Maria Sanz "LOQUILLO" en el papel de "el gigante de Calella". De risa.
    Recomiendo,no obstante, ver la adaptación protagonizada por el gran Jose Luis Lopez-Vazquez de "La verdad sobre el caso Savolta". Bastante mejor interpretada y adaptada que la primera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tomo nota porque me gusta ver las adaptaciones

      Eliminar
  3. La Exposición Universal de Barcelona fue en 1888, no 1898.

    ResponderEliminar